La zona de recepción y la zona de expedición del almacén

La zona de recepción y la zona de expedición del almacén

La zona de recepción y la zona de expedición del almacén

No es la primera vez que hablamos de las principales zonas de un almacén -todas ellas necesarias para el buen funcionamiento del mismo-, si bien en el artículo de hoy vamos a centrarnos en la zona de recepción y la zona de expedición del almacén.

También hemos profundizado sobre la zona de almacenamiento propiamente dicha anteriormente en el blog. Si quieres saber cómo se divide el espacio en las zonas de almacenaje, entra en el enlace.

Una zona importante en un almacén es la zona de preparación de pedidos. Esta zona es imprescindible cuando las mercancías salen del almacén con una configuración o composición diferente a la que tenían en el lugar de almacenaje. Puedes ampliar información sobre la preparación de pedidos o picking en la operativa del almacén en este artículo.

La correcta distribución del espacio dentro de un almacén es uno de los cometidos fundamentales de la logística. Si nos atenemos a las zonas sobre las que nos centramos en esta entrada, es importante considerar que cuando los accesos de carga y descarga de mercancías están en el mismo lateral del almacén, la zona de recepción y la zona de expedición del almacén deben estar claramente diferenciadas.

A continuación veremos cual es la función de cada una de estas zonas del almacén.

 

La zona de recepción del almacén

En la zona de recepción del almacén se depositan las mercancías procedentes de la zona de descarga (el próximo post tratará sobre las zonas de carga y descarga). Por esta razón, esta zona debe de estar próxima a la entrada y debe ser independiente del resto del almacén.

Las actividades que habitualmente se llevan cabo en la zona de recepción del almacén son las siguientes:

  • Control de calidad: se comprueba que las mercancías recibidas se corresponden con las solicitadas y las que figuran en el albarán o nota de entrega. Así mismo, se cotejan las cantidades, la calidad y las características de la carga.
  • Clasificación y codificación: se lee el código de barras con el escáner para que el ordenador identifique el producto y genere la etiqueta de ubicación. De este modo, la carretilla o el medio mecánico a emplear traslada la mercancía hasta la zona correspondiente del almacén.
  • Adaptación para su almacenamiento: cuando las paletas o unidades de carga son incompatibles con el sistema de almacenaje o las estanterías del almacén, es preciso manipular la mercancía y formar nuevas cargas para su ubicación.

 

La zona de expedición del almacén

En la zona de expedición del almacén es donde se dejan temporalmente las mercancías que salen del mismo.

Son varias las actividades que se realizan en esta zona: embalaje, etiquetado de destino y comprobación de productos seleccionados, o bien, consolidación de pedidos o agrupación de las mercancías que hay que enviar a cada uno de los clientes.

El embalaje de las mercancías es un aspecto fundamental para proteger los productos durante las fases de transporte y almacenamiento de los mismos y que lleguen al consumidor final en las mejores condiciones.

Envases y embalajes para proteger mercancías

Así la zona de expedición de un almacén puede dividirse en diferentes secciones o áreas:

  • Área de consolidación: se utiliza para agrupar las cargas que viajarán con el mismo destino y cuando la mercancía se entrega con una composición diferente a cómo ha estado almacenada.
  • Área de embalaje: se destina para mercancías que por sus características o volumen del pedido no se pueden embalar en la zona de preparación de pedidos o en el área de consolidación.
  • Área de control de salidas: en esta zona se comprueba que las mercancías preparadas corresponden con las solicitadas por el cliente y que el embalaje será adecuado para el medio que las llevará hasta su destino.

 

La distribución del espacio de un almacén es algo aparentemente sencillo pero en la práctica no lo es tanto. Es fundamental conocer las actividades que se van a realizar en cada una de las zonas del almacén, conocer los medios y equipos que se van a utilizar para el almacenaje y manipulación de las cargas y, naturalmente, saber calcular las estanterías necesarias en función de los medios y la cantidad de mercancía que se vaya a almacenar.

En Noega Systems nos dedicamos al diseño, fabricación, instalación e inspección de estanterías metálicas, industriales y todo tipo sistemas de almacenaje. Si tu empresa necesita asesoramiento en esta materia, no dudes en consultarnos.

 

Noega Systems

Somos una empresa con una dilatada experiencia en la industria del almacenaje y la logística interna. Partiendo del diseño y cálculo de la solución específica de almacenaje que se requiera, pasando por el suministro y montaje, hasta la entrega y la puesta en marcha de la instalación.

Deja un comentario


¿Desea recibir una visita gratuita de asesoramiento?
Nos desplazamos a su empresa, sin ningún compromiso, para asesorarle sobre sus sistemas de almacenaje. Tenemos delegaciones en toda España.

SOLICITAR VISITA