Estantería compacta, sistema de almacenamiento compacto

Estantería compacta: Un sistema de almacenaje económico y sencillo

En el presente artículo abordaremos el sistema de almacenamiento compacto, cuyo principal objetivo es maximizar la capacidad de nuestros almacenes, tanto en superficie como en altura.

El sistema de almacenamiento compacto o sistema de almacenamiento por acumulación, está preparado para el almacenaje de productos homogéneos. Estas estanterías industriales nos permiten maximizar la utilización del espacio, tanto a nivel de superficie como a nivel de altura.

Cuando necesitamos almacenar pocas referencias con un gran número de unidades de carga por lote y cuya expedición es por calles completas y sus movimientos de baja y media rotación, el sistema de paletización compacta es el adecuado.

La instalación de este sistema de almacenaje está formada por unos conjuntos de estanterías, formando calles interiores de carga, que constan de carriles de apoyo para las paletas. Las carretillas se introducen es estas calles interiores con la carga elevada por encima del nivel en el que va a ser depositada. Estas calles están dotadas de carriles de apoyo a ambos lados, ordenados en distintos niveles, en los que van depositadas las paletas.

Este tipo de estanterías industriales de almacenaje, nos ofrecen una resistencia elevada, lo que se traduce en almacenar paletas con gran carga. Sin lugar a dudas, una de las características más destacables del sistema compacto es que la densidad de almacenaje es superior a la del sistema convencional.

Por otro lado, indicar que cabría la posibilidad de combinar en un mismo almacén un sistema de almacenamiento convencional y uno compacto.

El sistema compacto admite tantas referencias como calles de carga existan. De la profundidad y altura de las calles de carga dependerá la cantidad de paletas, se aconseja, además, que los todos aquellos productos almacenados en una calle de carga sean de la misma referencia para evitar, de este modo, manipulaciones innecesarias de paletas. La profundidad de la calle depende directamente del número de paletas por referencia, del espacio y del tiempo que estén almacenadas.

El funcionamiento de este sistema consiste en almacenar la mercancía en las estanterías con un mínimo de pasillos que permitan el paso de carretillas elevadoras entre los mismos. Éstos están constituidos por su propia estructura. Unas vigas que sirven para sujetar las paletas, hacen que las estanterías queden desplazadas.

De este modo, se permite la circulación de las carretillas para atravesar la estructura por un pasillo operativo. Las mercancías podemos almacenarlas en alturas.

Estantería compacta, sistema de almacenamiento compacto

Modalidades de entrada y salida de mercancía 

Encontramos dos modalidades para la entrada y salidas de los palets: drive-in y drive-through.

Drive In

La gestión de carga drive in es la forma más típica de gestionar la carga con el sistema compacto. El sistema más adecuado para el almacenaje en profundidad de grandes cantidades de una misma referencia o producto. Sistema LIFO (last-in-first-out). Se dispone de un único pasillo de acceso, donde la carga y la descarga se hacen en orden inverso.

 

Drive Through

En este caso tenemos dos accesos para la carga, uno a cada lado de la estantería. Para este caso gestionamos la carga utilizando las estanterías como almacén regulador.  Sistema FIFO (First In-First Out), la primera carga en entrar es la primera en salir.

Ventajas del sistema de almacenaje compacto

  • Una referencia por calle, baja/media rotación del producto.
  • Aprovechamiento excelente del almacén en cuanto a superficie y volumen, entre el 60% y el 80% de la instalación y más del 90% de la superficie. La inversión para la construcción y energía del almacén es menor.
  • La mercancía que se almacena con este sistema no sufre deterioros debido a que no se coloca una carga encima de otra y podemos aplicar perfectamente le método FIFO.
  • Con respecto al sistema de almacenaje convencional, el ahorro de espacio que podemos conseguir con el sistema de almacenaje compacto puede llegar a ser de hasta un 94%.
  • Reducción considerable de los costes que generan las carretillas elevadoras, así como los de mantenimiento.
  • Si comparamos  el volumen de la mercancía almacenada con la superficie total del almacén, obtenemos un rendimiento excelente.

Aspectos a tener en cuenta con el sistema de almacenaje compacto

  • Este sistema tiene algunas limitaciones a la hora de establecer clasificaciones y fecha de caducidad. Nos permite una sola referencia por pasillo.
  • Debido a las dimensiones y características de las estanterías, este sistema nos exige que los medios de transporte internos se adapten ellas y sólo admite paletas con una dimensión única.
  • Una vez que establecemos este sistema de almacenaje, se hace difícil modificarlo. Además, las operaciones de manutención suelen ser lentas. Cuando se manipulan las mercancías dentro de las estanterías, éstas pueden ser perjudicadas.
  • La superficie del almacén no puede ser empleada de forma continua.

A grandes rasgos, el sistema de almacenamiento compacto constituye un sistema sencillo y económico dentro de los sistemas de compactación.

Dispone de dos modalidades de entrada y salida de mercancía. Por un lado, el drive-in y, por otro lado, el drive-throught, lo que nos permite tener dos estrategias, LIFO o FIFO.

En los siguientes post, continuaremos desarrollando las principales características y el funcionamiento de distintos sistemas de almacenaje.

 


¿Desea recibir una visita gratuita de asesoramiento?
Nos desplazamos a su empresa, sin ningún compromiso, para asesorarle sobre sus sistemas de almacenaje. Tenemos delegaciones en toda España.

SOLICITAR VISITA