Almacén logístico

Almacén: planificación operativa y logística

La planificación operativa dentro de un almacén ha de garantizar el nivel de servicio a los clientes, con la finalidad de que la empresa desarrolle adecuadamente su actividad y siempre buscando minimizar los costes de la misma: costes productivos, costes logísticos, costes de capital invertido, equipos, etc…

seguridad de estanterías almacenes

 

Como paso previo a la planificación operativa es necesario realizar un análisis, así como diseñar las funciones logísticas de:

– Gestión y planificación de la demanda.

– Planificación del servicio y planificación del stock.

– Planificación del aprovisionamiento.

a) Previsión de la demanda y gestión de pedidos.

El proceso de gestión de la demanda, abarca, por un lado, la previsión de la demanda (demand forecasting) y la gestión de órdenes/pedidos (order managment) que comprende la entrada, la fecha de servir y la activación de pedidos a almacén.

Estanterías en almacén

– La previsión de la demanda del almacén:

Definidos la previsión de la demanda como un sistema que da soporte a la toma de decisiones en sistemas productivos y/o logísticos.

En el proceso logístico, las empresas no pueden esperar a la solicitud de pedidos para actuar, deben anticiparse (funcionar con pedidos y no con previsiones da lugar a plazos de respuesta insuficientes) y realizar planes de producción y/o aprovisionamiento en base a la demanda prevista. Esta previsión puede depender de factores como la disponibilidad de datos históricos, estacionalidad, tendencias, la etapa del ciclo del producto, etc…

– Gestión de pedidos dentro del almacén:

Un pedido es la petición del cliente a la empresa y contiene toda la información (modelo, descripción, calidad, especificaciones técnicas, cantidad, lugar y fecha de entrega, precio, condiciones de entrega) necesaria para que la empresa pueda llevar a cabo su cumplimiento de forma correcta.

Por otro lado, la gestión de pedidos es el proceso que incluye la recepción, aceptación, configuración, manipulación, consulta y archivado del pedido.

Existen distintas actividades o subprocesos del proceso de gestión de pedidos que se tienen que realizar para la gestión completa del pedido:

1) Recepción y prevalidación.

2) Validación y registro.

3) Compromiso de pedido u order promising.

4) Dar de alta un pedido pendiente de cumplimentación.

5) Consulta del estado del pedido.

6) Cumplimentación del pedido u order fulfillment.

Estas actividades y subprocesos se iniciarán a petición del frontend (se define como el que traduce capacidades organizacionales y servicios en valor para el cliente).

– Recepción y prevalidación de pedido

La recepción de la propuesta de pedido requiere de la disposición de los medios por parte de la empresa para que la propuesta de pedido sea recibida correctamente, debiendo diseñarse a partir de la identificación de los canales de llegada de dichas propuestas.

Por su parte, la prevalidación de la propuesta de pedido trata de realizar las tareas necesarias para comprobar que la propuesta de pedido reúne las condiciones mínimas, esto es que la propuesta esté bien cumplimentada y que los datos de la misma sean correctos.

– Validación y registro

El paso siguiente es la validación final o definitiva de la propuesta de pedido, en esta fase se estudia las características del cliente: que no sea problemático, moroso, etc., o que, por ejemplo, no haya que entregar el pedido fuera de la red de distribución y el consecuente aumento de costes para la empresa.

Una vez hecha la validación del pedido, se registra la propuesta en el formato estandarizado que utilice la empresa para manejar este tipo de información.

– Compromiso de pedido

Estas tareas se centran básicamente en el análisis de fechas de entrega y cantidades de producto que pueden ser entregadas.

– Pedido comprometido y pendiente de cumplimentar

Una de las primeras acciones que habrá que llevar a cabo cuando un pedido se da de alta y queda pendiente de cumplimentar es la reserva del producto o capacidad necesaria para la cumplimentación del pedido. Si se da el caso de que no exista producto final para servir el pedido, dará lugar a actividades de aprovisionamiento y/o producción.

– Consulta del estado del pedido

Este proceso consiste en determinar la situación exacta dentro del proceso de preparación del pedido o líneas del pedido que componen el mismo. Si conocemos la situación del pedido con respecto al proceso productivo, es posible conocer también en qué medida se cumplen los plazos y/o costes pactados con el cliente.

– Cumplimentación de pedido u order fulfillment

A partir de este momento se procederá a la cumplimentación del pedido comprometido (order fulfillment). Cuando éste se entregue y se facture, pasará a ser pedido terminado y se almacenará: podrá ser pedido activo o inactivo.

b) La planificación del servicio (service planing) y planificación del stock (stock planing)

La planificación del servicio el compromiso entre el nivel de servicio al cliente y el coste asociado para proporcionarlo. De este proceso sale, por tanto, el nivel del servicio objetivo.

Este proceso se desarrolla en curvas stock to service y se consideran como factores a analizar en fabricaciones contra stock las características de la demanda y el aprovisionamiento, que se pueden detallar en los siguientes aspectos.

Características de la demanda: la variedad y la complejidad (ciclicidad, estacionalidad, tendencia, intermitencia), así como la frecuencia de la demanda.

Características del aprovisionamiento: la incertidumbre y la complejidad del aprovisionamiento, el tamaño de lote del aprovisionamiento, frecuencia de aprovisionamiento.

c) Planificación del aprovisionamiento (procurement planing).

La planificación del aprovisionamiento cubre la responsabilidad de garantizar el nivel de servicio de los proveedores para que la empresa pueda desarrollar adecuadamente sus operaciones con la menor cantidad de capital posible y los menores costes de gestión.

Planificación del almacén

Como aprovisionamiento, conviene asegurar:

– El envío de información previsional de demanda

– La planificación/programación o reprogramación de las necesidades de entregas de suministros supeditada a una planificación/programación de las expediciones.

– Los tipos de transporte empleables desde proveedor (directo, recogida, consolidación origen, consolidación destino) y la responsabilidad del cliente y el proveedor del almacén.

– El seguimiento del cumplimiento del programa de entregas.

– La gestión de stocks ligados (según necesidades en firme de clientes) y no ligados (stockables) de los suministros de los almacenes.

– La gestión operativa (incluida la gestión administrativa) de entradas- ubicación del almacén.

En este artículo hemos repasado los aspectos más importantes de la gestión y planificación de la demanda, el servicio-stock y el aprovisionamiento dentro del almacén.

Etiquetas:, , ,


¿Desea recibir una visita gratuita de asesoramiento?
Nos desplazamos a su empresa, sin ningún compromiso, para asesorarle sobre sus sistemas de almacenaje. Tenemos delegaciones en toda España.

SOLICITAR VISITA