Las fases del proceso de recepción de mercancías en un almacén

Las fases del proceso de recepción de mercancías en un almacén

Las fases del proceso de recepción de mercancías en un almacén

Las mercancías que llegan a un almacén pueden proceder de fuentes diversas como pueden ser la fábrica de la propia empresa, otro almacén de la empresa, un proveedor… Sea como fuere, una vez la mercancía llega a la zona de recepción del almacén, se producen una serie de actividades necesarias para un correcto proceso de recepción de mercancías.

Las actividades que habitualmente se llevan cabo en la zona de recepción del almacén son el control de calidad, la clasificación y codificación de mercancías y la adaptación de éstas para su almacenamiento o acondicionamiento de mercancías.

Descarga y recepción de mercancías en el almacén

Antes de descargar la mercancía debe comprobarse que el destino es correcto. las mercancías vienen acompañadas de un documento un albarán o nota de entrega y debe comprobarse que es todo correcto para asignar el muelle de descarga que corresponda a dicha carga.

Todas las mercancías que se descargan suelen depositarse en la zona de recepción para hacer una inspección cuantitativa y cualitativa de la carga. Esto implica que hay que contar todos los bultos y comprobar que no existan daños externos. Si se diera el caso de que el embalaje estuviese deteriorado, deben anotarse los desperfectos en la copia del albarán que se devuelve al proveedor. En este caso, la mercancía suele aceptarse a expensas de un examen posterior.

Es el momento de hacer un recuento físico de todos los artículos recibidos, comprobando la coincidencia entre lo recogido en el albarán y en el pedido. Deben cotejarse cantidades, modelos, tamaños, referencias…

También en este caso, si apareciesen mercancías en mal estado por la razón que fuese, debe anotarse esta disconformidad en la copia del albarán que se devuelve al proveedor.

Tras el recuento debe registrarse la mercancía recibida en la hoja de recepción y enviar una copia a otros departamentos implicados, como es el de contabilidad a efectos de facturación, por ejemplo.

Las cargas que se ajustan a lo solicitado, se acondicionan y codifican para depositarlas en su lugar de almacenaje una vez registrada su entrada. Y las que no reúnan las condiciones del pedido, se apartan para su devolución.

Carga y descarga en almacén

Acondicionamiento de mercancías

El acondicionamiento de las mercancías es necesario cuando éstas vienen en unidades logísticas o físicas que no son compatibles con las ubicaciones del almacén. Es el caso de las mercancías que se transporten a granel o las que se reciben en paletas de dimensiones diferentes.

Todo también puede suceder que en la misma paleta o contenedor vengan varios bultos con artículos diferentes, es decir, que en un embalaje se agrupen mercancías distintas y/o en distintos formatos o tamaños.

En cualquier caso, las mercancías tienen que colocarse en embalajes unitarios y en los casos en que sea necesario, deben etiquetarse de manera apropiada, antes de proceder a su almacenamiento.

Almacenaje de la mercancía recibida

Con independencia de los diferentes sistemas de almacenaje que existen, tanto para carga manual como para carga paletizada, han de tenerse en cuenta otros criterios para asignar a cada mercancía la ubicación más idónea.

 

Los que se emplean con más frecuencia son los relacionados con las características del producto y los relativos a la rotación y frecuencia de salida del producto del almacén.

Atendiendo las características del producto, estos se almacenan por referencias, tamaño, peso, naturaleza, condiciones especiales de temperatura o peligrosidad.

Si nos atenemos a la rotación o frecuencia de salida, se almacenan según los resultados obtenidos de aplicar una clasificación por el método ABC o Análisis de Pareto, que está basado en el principio de la Ley 20/80: El 20% de los productos generan el 80% de las ventas.

De esta manera los artículos de alta rotación o clase a se ubican en las zonas de mayor acceso para que los trayectos sean mínimos al preparar un pedido y los artículos de baja rotación o Clase C se almacenan en las zonas menos accesibles

Aquí puedes ampliar información sobre la Clasificación ABC de las mercancías en un almacén.

Algunas mercancías están sometidas a reglamentos particulares y tienen que quedar aisladas en una zona de cuarentena ya sea porque debe pasar un control de calidad determinado o permanecer en unas condiciones medioambientales especiales. Es el caso de productos farmacéuticos, agroalimentarios, tóxicos o peligrosos…

Cómo hacer una clasificación ABC de las mercancías en un almacén

En Noega Systems nos dedicamos al diseño, fabricación, instalación e inspección de estanterías metálicas, industriales y todo tipo sistemas de almacenaje. Si tu empresa necesita asesoramiento en esta materia, no dudes en consultarnos.

Deja un comentario


¿Desea recibir una visita gratuita de asesoramiento?
Nos desplazamos a su empresa, sin ningún compromiso, para asesorarle sobre sus sistemas de almacenaje. Tenemos delegaciones en toda España.

SOLICITAR VISITA