Tipos de almacenes

Tipos de almacenes en la cadena logística

Actualmente, casi todas las actividades empresariales requieren la existencia de almacenes. Partiendo de que los tipos de almacenes tienen una serie de características diferentes podemos clasificar los mismos y agruparlos bajo una serie de criterios, que son los siguientes:

  • Según su función en la red logística.
  • Según su situación geográfica y la actividad que realicen.
  • Según el tratamiento fiscal que reciben los productos almacenados.
  • Según el recinto del almacén.
  • Según el grado de mecanización.

Tipos de almacenes

Tipos de almacenes según su función en la red logística

Según su función en la red logística, podemos clasificar los almacenes en los expuestos a continuación.

Almacén de consolidación

Con este tipo de almacén lo que se persigue es almacenar una serie de pedidos de diferentes proveedores, con la finalidad de agruparlos y realizar un pedido de mayor volumen. Mediante este tipo de almacén conseguimos reducir los costes de transporte (lo cual supone una ventaja) al agrupar varios pedidos en uno mayor, permitiendo aplicar la técnica Just in Time y favorece el flujo de los productos a los clientes.

Almacén de división de envíos o de ruptura

Este tipo de almacén realiza la función inversa que el almacén de consolidación, es decir, ante un pedio de gran volumen que ha de enviarse a un determinado cliente, es en este almacén donde se divide dicho pedido para realizar los envío de menor tamaño.

Tipos de almacenes según su situación geográfica y la actividad que realicen

Según su situación geográfica y la actividad que realicen, tenemos los siguientes almacenes.

Almacén central

Con el fin de reducir los costes, este almacén es el más próximo a los centros productivos. Unas de las funciones principales de este tipo de almacén es suministrar los productos a los almacenes regionales. Se caracteriza por que en él se manipulan unidades de carga completa.

tipos de almacenes logística

Almacén regional

Se caracteriza por su diseño especial, adecuado para recibir gran cantidad de vehículos para la descarga de mercancía y con una zona de expedición menor. La ruta de distribución de los productos del almacén a los centros de consumo no debe ser superior a un día, por lo que este almacén se localiza cerca de los lugares donde se van a consumir los productos.

Almacén de tránsito

Su localización suele estar en algún punto intermedio entre el almacén regional y el lugar de consumo cuando entre ambos hay una distancia que se tarda en cubrir un tiempo superior a un día. Es un recinto que está totalmente acondicionado para la recepción y expedición rápida de productos. En este almacén se suelen aplicar equipos y sistemas de almacenaje sencillos.

Tipos de almacenes según el tratamiento fiscal que reciben los productos almacenados

Según el tratamiento fiscal, clasificamos los almacenes de la siguiente manera:

Almacén con productos en régimen fiscal general

En este almacén los productos que se almacenan no disfrutan de exenciones fiscales, por lo que se les aplican los impuestos vigentes y de forma general.

Almacén con productos en régimen fiscal especial

A diferencia del anterior, en este almacén los productos están exentos de impuestos ordinarios mientras estén situados en ese espacio en concreto. Por poner un ejemplo: las zonas francas, depósitos aduaneros, etc.

Tipos de almacenes según el recinto del almacén

Según el recinto del almacén, tenemos los siguientes tipos.

Almacén abierto

Este tipo de almacén no requiere ninguna edificación. La superficie destinada al almacenaje (al igual que los pasillos) queda delimitada por una valla o bien por números o señales pintadas. Están destinados a almacenar productos que no se deterioren cuando estén expuestos a la intemperie.

Almacén cubierto

Es el almacén cuya área destinada al depósito de los productos está constituida por un edificio o nave que los protege. En ocasiones hay productos que necesitan estar protegidos de la luz, tener unas condiciones térmica especiales, etc., por lo que debe existir un edificio adecuado para estos casos.

Tipos de almacenes según el grado de automatización

Según el grado de automatización podemos distinguir distintos tipos de almacenes, en función de cómo se manipulen los productos, se usen los equipos y se apliquen los sistemas de almacenaje.

Almacén convencional

Este tipo de almacén es aquel cuyo equipamiento máximo de almacenaje consiste en estanterías para el depósito de paletas, con carretillas de mástil retráctil. Esto influirá en las dimensiones del almacén, cuya altura oscilará entre 6 y 7 m. Además, deberá tener pasillos anchos para que discurran sin dificultad las carretillas.

Almacén automático

En este almacén la manipulación de la mercancía se realiza mediante equipos automatizados, lo que se traduce en una reducción al mínimo de la actividad de los trabajadores.

Etiquetas:,


¿Desea recibir una visita gratuita de asesoramiento?
Nos desplazamos a su empresa, sin ningún compromiso, para asesorarle sobre sus sistemas de almacenaje. Tenemos delegaciones en toda España.

SOLICITAR VISITA