almacenaje de mercancías

Almacenaje de mercancías

Cada sector de actividad utiliza para el almacenaje de mercancías diferentes equipos de manipulación y soluciones específicas de almacenamiento con el fin de reducir costes y conseguir una mayor eficacia en el proceso de almacenaje; desde que se reciben los productos por parte de los proveedores hasta que los pedidos son servidos para enviárselos a los clientes.

rack-selectivo-047

El objetivo principal de la logística de almacenamiento consiste en ubicar las mercancías de la forma más adecuada reduciendo costes. Para ello, es necesario programar un flujo de mercancías y en la organización del almacén se establecen varios objetivos, entre los que destacan:

  • Accesibilidad a todos los artículos haciendo el menor número de traslados.
  • Rotación controlada del stock.
  • Facilidad a la hora de llevar a cabo los recuentos, el inventario y conocer el estado en el que se encuentran los productos.
  • Máximo aprovechamiento de la capacidad de almacenaje tanto en superficie como en altura.

La actividad específica del almacenaje de mercancías consiste en ubicar las mercancías en las zonas destinadas a depósito y conservación. La distribución de las mercancías depende básicamente de dos factores:

1. La forma en la que se colocan los productos.

2. La utilización del espacio disponible.

Métodos para el almacenaje de mercancías

Los métodos que se basan en la colocación de las mercancías son:

Almacenaje en bloque

El almacenaje en bloque consiste en apilar las mercancías unas junto a otras sin dejar espacios. Se forman tantos bloques como productos diferentes hay, de forma que todos los artículos de la misma referencia estén juntos.

Mediante este método de almacenaje las mercancías están ordenadas y la ocupación del almacén es mayor que con el almacenaje ordenado puro.

almacenaje de mercancías

Almacenaje a granel

El almacenaje a granel se utiliza cuando las mercancías no están agrupadas en bultos, cajas o unidades de carga. Las mercancías a granel se colocan formando montones adosados a las paredes o en el centro del almacén.

Almacenaje ordenado

Se destina un espacio o ubicación para cada producto o referencia. La ventaja de este almacenaje es que facilita la manipulación, el control y el recuento del stock; pero como inconvenientes no ofrece flexibilidad y no existe un aprovechamiento óptimo del espacio porque el almacén no se puede llenar al máximo.

Almacenaje desordenado o caótico

Se utiliza cuando las áreas o ubicaciones permiten flexibilidad, son adecuadas para todos los productos que se reciban en el almacén.

Cuando recibimos mercancías, se colocan en los lugares o huecos vacíos. De esta forma el almacén se puede llenar al máximo. El inconveniente de este sistema es mantener un control del stock, ya que un artículo o referencia puede estar almacenado en varios lugares.

Almacenaje de mercancías en función del espacio

Uno de los objetivos de la logística es conseguir la utilización óptima del espacio disponible para el almacenaje; para ello, se analiza la superficie y el volumen.

La superficie de almacenaje es aquella que se destina exclusivamente para depósito de las mercancías; se mide en metros cuadrados y se obtiene restando el total de la superficie edificada las zonas destinadas a la recepción, zona de picking y expedición.

Para la optimización superficie-espacio se utilizan dos sistemas:

1. Almacenaje sin pasillos: en los que se forman bloques de productos apilados con o sin paleta o plataforma de apoyo, de forma que entre ellos no exista ningún espacio perdido.

2. Almacenaje con pasillos: se apilan las mercancías sobre paletas dejando entre dos cargas unitarias un pasillo de acceso cuya anchura está en función del medio que se utilice para el apilado.

El almacenaje de mercancías que más se usa, en la práctica, es una combinación entre los medios operativos y el espacio físico.

Almacenaje de mercancías en bloques apilados

El almacenaje en bloques apilados consiste en formar bloques de productos identificados por una misma referencia y con el apilamiento de las cargas se forman los pasillos de acceso para su manipulación. Este sistema se puede utilizar para unidades de carga de gran volumen o paletizadas y de cada referencia se almacenan grandes cantidades.

Ventajas del almacenaje de mercancías en bloques apilados

  • Aprovechamiento de la superficie, ya que se reducen los pasillos a los mínimos necesarios.
  • El almacenaje y la manipulación se pueden realizar con medios mecánicos sencillos y la inversión en equipos e instalaciones es pequeña.

Inconvenientes del almacenaje de mercancías en bloque apilados

  • Se puede producir inestabilidad de las cargas e incluso aplastamiento, ya que están colocadas unas encima de otras.
  • No se puede utilizar el criterio FIFO, ya que las primeras unidades que entraron suelen estar debajo.

El almacenaje en bloques apilados es aconsejable cuando el stock está formado por un número reducido de productos y el local es de altura limitada. Por ejemplo, los almacenes de bebidas trabajan con pocas referencias y, normalmente, la salida se realiza por partidas con la misma fecha de envasado.

 

Etiquetas:, ,


¿Desea recibir una visita gratuita de asesoramiento?
Nos desplazamos a su empresa, sin ningún compromiso, para asesorarle sobre sus sistemas de almacenaje. Tenemos delegaciones en toda España.

SOLICITAR VISITA