Archivo para julio, 2017

gestion de stocks

Introducción a la gestión de stocks

El objetivo de la gestión de stocks es establecer un equilibrio entre la calidad del servicio y los costes que se derivan de la posesión de stocks.

gestion de stocks

Se entiende por gestión de stocks el organizar, planificar y controlar el conjunto de stocks de una empresa.

  • Planificar: establecer los métodos de previsión y determinar los momentos y cantidades de reposición.
  • Organizar: fijar criterios y políticas para su regulación, definir las técnicas a utilizar y determinar las cantidades más convenientes de cada uno de los artículos.
  • Controlar: los movimientos de entrada/salida a los stocks, el inventario valorado y las tareas a realizar.
almacenes robotizados

Técnicas de almacenaje y manutención (III)

El objetivo de los almacenes robotizados, siguiendo siempre las ordenanzas vigentes en construcción, es conseguir aprovechar todo lo posible el cubicaje disponible del almacén.

El máximo aprovechamiento de la capacidad del almacén es posible gracias a la altura de este tipo de almacenes que puede alcanzar más de 40 metros y de sus estructuras de alta compactación.

almacenes robotizados

Además, el diseño estrecho de sus pasillos también favorece esta ventaja, pues cuentan con el ancho suficiente para poder trasladar las unidades de carga sin mayor dificultad y utilizar transelevadores.

Los transelevadores son equipos de manutención cuya actividad se destina principalmente a la realización simultánea de movimientos tanto de translación como de elevación.

manutencion y almacenaje

Técnicas de almacenaje y manutención (I)

El proceso de manutención está incluido en la logística de almacenes y hace referencia a todos los elementos de carácter tecnológico que se utilizan tanto para la manipulación de la mercancía como para el transporte de la misma en el propio almacén.

manutención y almacenaje

Hay que tener en cuenta y darle la importancia que merece a la tecnología pues es la responsable de la evolución de los procesos que se llevan a cabo en el almacén.

Esto quiere decir que todas las técnicas de manutención que se utilizan tanto para el almacenamiento de los productos como para su transporte se ven afectados favorablemente por estas mejoras tecnológicas, especialmente en estos aspectos:

  • La seguridad en el trabajo para todos los operarios de almacén.
  • La ergonomía.
  • Los automatismos.
  • Por último y como es lógico, la presencia de elementos electrónicos en los equipos empleados en el almacén.

Elementos de manutención: sistema de transporte interno

Entendemos por transporte interno el movimiento de la mercancía entre las distintas partes del almacén, es decir, trasladar los productos entre las zonas de carga y descarga de mercancía en muelles y la zona destinada a la preparación de pedidos y carga de camiones.

Esta modalidad de transporte es denominada “transporte horizontal” por su peculiaridad de no ser necesario elevar las mercancías para su traslado.

Como mencionamos anteriormente, este sistema de transporte es beneficiado por la introducción de mejoras tecnológicas en el almacén, que, entre otras cosas, permitirán la reducción de los tiempos internos significativamente.

Para ello, se pueden emplear técnicas que pueden ir desde las carretillas o transpaletas manuales a otros sistemas mucho más sofisticados como la conducción programada y automática.

En esta línea de técnicas, podemos distinguir las siguientes categorías:

Transpaletas

Se utilizan para el transporte de pallets dentro del propio almacén. Dentro de este grupo podemos diferenciar los siguientes tipos:

  1. Transpaletas manuales, que serán dirigidas a pie con un mando timón.
  2. Transpaletas eléctricas. En este caso, irán dirigidas igual que las anteriores, a pie con un mando timón, pero su característica eléctrica hará que el esfuerzo del operario sea mucho menor que con las manuales.
  3. Transpaletas autopropulsadas. Contará con una plataforma de trabajo en la propia transpaleta que servirá tanto para realizar transportes horizontales como para la carga y descarga de mercancía de los vehículos.

Caminos de rodillos

Su movimiento puede ir desde tracción manual a sistemas motorizados o por gravedad.

Cintas o cadenas transportadoras

Su característica principal en cuanto a su movimiento es que éste será por tracción mecánica.

Carretillas autodirigidas

Este tipo de carretillas no necesita conductor para su movimiento, se mueven de manera automática por el almacén, bien sea a través de un sistema de inducción o por un sistema de infrarrojos.

Para el primer sistema, el de inducción, será necesario que el almacén disponga de unos filamentos en el suelo que serán los que guíen a la carretilla.

Por otro lado, para el sistema de infrarrojos, será necesario que el almacén cuente con unas líneas en el suelo que serán las que siga la carretilla para su movimiento.

 


¿Desea recibir una visita gratuita de asesoramiento?
Nos desplazamos a su empresa, sin ningún compromiso, para asesorarle sobre sus sistemas de almacenaje. Tenemos delegaciones en toda España.

SOLICITAR VISITA