• Inicio
  • Noticias
  • Sistemas convencionales: Técnicas de manutención y almacenaje (II)

Sistemas convencionales: Técnicas de manutención y almacenaje (II)

En este artículo hablaremos de los sistemas convencionales de almacenaje entre los que se encuentran: almacenamiento en bloque, estanterías fijas, los sistemas drive-in y drive throught, estanterías dinámicas y estanterías compactas.

Sistemas convencionales de almacenaje

1) Almacenamiento en bloque

A este sistema lo conocemos también como almacén compacto y puede ser utilizado para productos paletizados y para productos no paletizados. Este sistema implica un apilamiento de los pallets, unos encima de otros, dando lugar a bloques compactos en el almacén. Esto representa que el nivel de costes sea mínimo ya que no demanda una infraestructura especial y se puede manipular de forma manual o mediante equipos sencillos como carretillas elevadoras convencionales, siempre y cuando los productos están paletizados.

El almacenamiento en bloque presenta las siguientes desventajas:

  • Dificultad de rotación natural del stock, ya que hay una tendencia a sacar los últimos productos apilados (LIFO).
  • Si el empaquetado no es consistente, existe la posibilidad de deterioro de productos.
  • Debido a la compactación, el recuento y control físico de los productos es problemático.
  • El empleo de volumen del almacenaje es poco eficiente si no se apila a una altura suficientemente grande.

2) Estanterías fijas

Las estanterías fijas constituyen los sistemas convencionales de almacenaje más universales dentro de los almacenes, tanto productos paletizados como para productos no paletizados.

Para su instalación, se requiere el apoyo de expertos, ya que es necesario hacer un cálculo de estructuras para determinar la resistencia de los materiales a emplear y en consecuencia las dimensiones y el grosor de los componentes de la estantería (tales como largueros, bastidores, travesaños, etc…) en función de las alturas requeridas, distribución de la carga, peso y volumen previsto de los productos a almacenar.

Algunas de las características específicas del sistema de estanterías serían las siguientes:

  • Su instalación requiere un lay-out específico y técnicamente diseñado con el asesoramiento del fabricante de las mismas.
  • Hay que determinar los elementos de manutención que se emplearán en función de la altura y de los pasillos diseñados, así como de los sistemas de recogida de productos previstos.
  • Otros aspectos de importante interés son la calidad de los pavimentos a emplear, especialmente cuando se utilizan máquinas trilaterales, pasillos transversales, iluminación, reglamentación contra incendios, etc.

Las ventajas del sistema de estanterías fijas son:

  • Posibilidades de automatización.
  • Buena localización de los productos almacenados.
  • Flexibilidad para ampliación y cambios de organización.
  • Buena utilización del volumen si utilizamos pasillos estrechos.

Cabe destacar la enorme importancia que tiene un buen diseño de infraestructura de estanterías, sobre todos en productos paletizados, ya que los errores que se cometan en torno al mismo pueden afectar de una forma definitiva al rendimiento y servicio del almacén, siendo muy difícil subsanarlos a posteriori.

3) Los sistemas drive-in y drive throught

Estos sistemas siguen los principios LIFO (lo último que entra es lo primero que sale) o bien un seguimiento obligatorio del sistema FIFO (lo primero que entra es lo primero que sale), ya que están diseñados para conseguir un seguimiento estricto en la rotación de los productos.

Esto se consigue ubicando varias paletas en profundidad sobre los propios travesaños de las estanterías, a los cuales tienen acceso las máquinas elevadoras que penetran dentro de los alvéolos de las mismas.

La selección de los pallets se puede realizar o bien desde la propia cabecera del lineal (drive-in) garantizando de esta forma el sistema LIFO, o bien desde la cola (drive-throught), en cuyo caso se garantiza el sistema FIFO.

La operativa de estos sistemas convencionales de almacenaje es relativamente lenta, motivo por el cual se aplican básicamente a situaciones en la cuales hay un número alto de pallets idénticos con un movimiento pequeño. Es un sistema de los más populares cuando tenemos un número limitado de lineales y un volumen relativamente alto de pallets por lineal.

Nos permite apilar hasta 9 metros de altura con equipos sencillos. Sin embargo, tienen el inconveniente de que necesitan unas paletas fuertes y costosas, especialmente diseñadas, lo que hace su funcionamiento lento y poco selectivo.

Sistemas convencionales. drive-in y drive throught

4) Estanterías dinámicas

Las estanterías dinámicas o por rodillos son una alternativa al sistema drive-throught. En estos sistemas convencionales de almacenaje, las paletas se sitúan automáticamente en la cola de la línea por gravedad, deslizándose a través de rodillos para permitir una extracción fácil de las mismas, estando dotadas de sistemas especiales de seguridad para evitar la caída de paletas. Gracias a ello, logramos reducir los movimientos costosos y aceleramos el proceso de picking.

El sistema obliga a un seguimiento estricto del FIFO, con una buena utilización de volumen, siendo excelente para mercancías de tamaño pequeño y movimiento rápido.

Sistemas convencionales. Estantería dinámica.

Este sistema de estanterías dinámicas presenta una serie de desventajas:

  • Elevado coste de instalación, efectuado por expertos.
  • Dispone de menos huecos para el picking.
  • Requiere paletas especiales.

5) Sistemas compactos

En estos sistemas se incluyen las llamadas estanterías móviles, las cuales se mueven a través de raíles en el suelo, bien manualmente o motorizadas. Gracias a este sistema se produce una buena utilización del volumen, ya que eliminamos pasillos y aumentan la seguridad.

Sistema convencional. Sistema compacto.

Normalmente se utilizan para almacenar productos pequeños introducidos en gavetas y de acceso manual. Tiene funcionamiento bastante lento, por lo que sólo es recomendable para productos con poco movimiento.

Entre las principales desventajas de estos sistemas convencionales de almacenaje nos encontramos con un elevado coste, un funcionamiento lento y necesidad de una buena organización para equilibrar el trabajo. Por el contrario, nos ofrecen una buena utilización del volumen y buena seguridad.

En el próximo post, cerraremos las técnicas de manutención y almacenaje con los almacenes robotizados.


¿Desea recibir una visita gratuita de asesoramiento?
Nos desplazamos a su empresa, sin ningún compromiso, para asesorarle sobre sus sistemas de almacenaje. Tenemos delegaciones en toda España.

SOLICITAR VISITA