• Inicio
  • Noticias
  • Sistemas de almacenamiento: estanterías industriales (III)
equipos de manutención

Sistemas de almacenamiento: estanterías industriales (III)

Entendemos como equipos de manutención al conjunto de equipos mecánicos y electromecánicos que facilitan tanto la manipulación como el traslado de mercancías en nuestro almacén, al permitir el transporte, elevación, recogida y deposito de las cargas unitarias.

equipos de manutención

A lo largo de este post haremos una clasificación de los equipos de manutención que podemos encontrar en un almacén y también, de los accesorios para la adaptación de la carga.

Equipos de manutención y carretillas que nos podemos encont

1. Transpaleta manual:

Quizá sea uno de los modelos más conocidos. Con ella podremos transportar las unidades de carga operando manualmente.

2. Transpaleta eléctrica:

Similar al modelo anterior pero en este caso con accionamiento eléctrico, lo que facilita el trabajo del operario.

3. Apiladora:

Su uso más común se destina tanto para el transporte de la mercancía como para el trabajo en estanterías con pasillo estrecho. Se trata de un aparato de tracción eléctrica con el que se puede trabajar desde el suelo o desde el mismo equipo.

4. Apiladora con plataforma:

Similar al modelo anterior pero en este caso el trabajador se desplazará con la apiladora.

5. Carretilla contrapesada:

Este aparato puede ser de tracción eléctrica o con motor de combustión interna. Su uso se destina principalmente a la carga y descarga de camiones, al transporte de la mercancía y a cualquier tarea a realizar en estanterías siempre que sean de pasillo ancho. El operario trabajará desde el propio equipo.

6. Carretilla de mástil retráctil:

En este caso, el equipo será de tracción eléctrica y al igual que el anterior, todo el trabajo se realizará desde él mismo. Se utilizará tanto para trabajos de interior como para trabajos en estanterías con pasillo estrecho.

Su característica principal es que coloca las unidades de carga en voladizo por avance del mástil.

7. Carretilla de paletas articulada y contrapesada:

Este aparato de tracción eléctrica se maneja desde el mismo equipo. Gracias a su mástil articulado las posibilidades de maniobra son mucho mayores y más sencillas.

8. Carretilla trilateral:

Es la adecuada para trabajos a realizar en estanterías con pasillos muy estrechos. Cuenta con horquillas giratorias y, obviamente, necesita de un operario que se situará debajo de la carretilla.

9. Carretilla trilateral de pasillo muy estrecho:

Es la adecuada para trabajos a realizar en estanterías con pasillos muy estrechos. Cuenta con horquillas giratorias y, obviamente, necesita de un operario que se situará debajo de la carretilla.

10. Carretilla multidireccional:

Este equipo cuenta con ruedas que permiten el desplazamiento en ejes perpendiculares.

11. Transelevador:

Este aparato puede ser utilizado tanto para el transporte como para la elevación de mercancía. Su uso puede ser manual o automático, guiado en cualquier caso a nivel del suelo y en la parte superior.

Se destina para trabajos en estanterías con pasillos muy estrechos y para interiores.

Equipos de manutención y clasificación de los accesorios para la adaptación de la carga.

Los accesorios para adaptación de carga son plataformas o contenedores de estructuras rígidas y horizontales que deben de tener una altura mínima.

Su transporte se puede realizar mediante transpaletas, carretillas de horquillas o cualquier otro equipo apto para su manutención.

Su uso es imprescindible para realizar tareas de carga, almacenaje, manipulación, transporte, etc. de mercancías o cargas, pues harán de base para ellas.

Pueden ser: paleta con tablas inferiores en su perímetro, paleta estiba, contenedores apilables, contenedores nido, contenedor frontal abierto, contenedor colgante, contenedor metálico, contenedor europeo, contenedor con patín, contenedor con patas…

Validación de los sistemas de almacenamiento

La validación de uso de los sistemas de almacenaje tiene que ser un objetivo a perseguir por cualquier almacén.

Para poder alcanzar dichas validaciones existen distintas opciones como inspecciones o formaciones que ayudarán a conseguir este objetivo.

La norma UNE58014 “Almacenaje en estanterías metálicas. Validación de equipo de almacenaje”, publicada en julio de 2002, es clave en el sector de las estanterías industriales.

A lo largo de su redacción se persigue la seguridad del uso de los equipos de almacenaje. Se desarrollan ciertas condiciones de uso y se especifican todas las figuras a las que se les asignará responsabilidad y que intervendrán a lo largo de la vida de un sistema de almacenaje. Este ciclo abarca desde el diseño de la instalación, de su fabricación y comercialización, y montaje y uso de la misma.

En la UNE58014 podremos encontrar también una metodología para poder establecer, clasificar e identificar el estado en el que se encuentra cualquier equipo de almacenaje que esté en uso.

En cuanto a las inspecciones que mencionábamos anteriormente, podemos encontrar dos tipos claramente diferenciados.

La inspección visual que debe realizarse con una periodicidad semanal, aunque también se permiten otros intervalos siempre que cumplan con la evaluación de riesgos.

La inspección realizada por expertos está regulada por la UNE-EN 15635 donde se expone que este tipo de control será realizado periódicamente por una persona técnicamente competente.

Por otro lado, los tipos de validaciones son estos:

Validación  del equipo de almacenaje para su uso:

Se trata de un certificado que deberá ser expedido por el proveedor o persona competente, donde se asegure el equipo de almacenaje es apto para su uso tras verificar que cumple con las validaciones estática, de montaje y documental.

Validación estática:

Se trata de un certificado que deberá ser expedido por el proveedor o persona competente, donde se asegure la capacidad de carga del equipo de almacenaje conforme a la normativa específica para el uso seguro del equipo de almacenaje.

Validación de montaje:

Se trata de un certificado que deberá ser expedido por el proveedor o persona competente, donde se asegure que el trabajo realizado se ha llevado a cabo conforme a la normativa específica para el uso seguro del equipo de almacenaje. Esta validación ha de ser realizada una vez el montaje ha sido finalizado.

Validación documental:

Se trata de un certificado que deberá ser expedido por el proveedor o persona competente, donde se asegure que existe la documentación requerida en la normativa específica para el uso seguro del equipo de almacenaje.

Con este post hemos querido tocar temas tan importantes como la validación de los sistemas de almacenaje y especificar qué equipos de manutención y accesorios para adaptación de la carga existen para facilitar la elección del más adecuado para nuestro almacén.


¿Desea recibir una visita gratuita de asesoramiento?
Nos desplazamos a su empresa, sin ningún compromiso, para asesorarle sobre sus sistemas de almacenaje. Tenemos delegaciones en toda España.

SOLICITAR VISITA