almacén autoportante

Almacén autoportante: características y ventajas

En el presente artículo, veremos las características y ventajas que nos puede aportar un almacén autoportante a la hora de elegir esta solución de almacenaje.

Los almacenes autoportantes nos permiten rentabilizar y automatizar al máximo el espacio de almacenaje en altura, además de proporcionar una adaptabilidad excelente en cuanto a espacios, cargas y pesos.

almacén autoportante

Características más importantes del almacén autoportante

Para poder entender con mayor precisión las ventajas de los almacenes autoportantes, es conveniente conocer sus características más importantes:

Por un lado, tenemos que tener claro que el almacén autoportante es un sistema que está diseñado para soportar, además de las unidades de carga, los cerramientos, las acciones de viento, nieve y sismo correspondientes al lugar donde esté ubicado el almacén.

El edificio está compuesto por una estructura de sustentación, con sus respectivos componentes, como son: pilares, paredes laterales, correas, cerchas y una cubierta superior, sobre la cual actúan las acciones de las fuerzas meteorológicas anteriormente citadas.

Es la estantería la que constituye la estructura resistente del edificio del almacén.

Todas estas fuerzas son transmitidas al suelo a través de los pilares, que requieren construir zapatas de repartición de cargas. Por otro lado, es clave construir una losa que disponga de la capacidad suficiente para poder soportar los pesos de los equipos de manutención y la mercancía.

Los almacenes autoportantes constituyen grandes obras de ingeniería, lo que implica que sean las soluciones adecuadas cuando surjan necesidades de almacenaje a gran altura.

Al optar por una estantería autoportante, evitamos la construcción civil de una nave industrial convencional, consiguiendo de esta forma automatizar y rentabilizar al máximo el espacio de almacenaje disponible.

Las estanterías son estructuras metálicas donde se almacenan, generalmente, palets de peso elevado y que disponen de un número elevado de bastidores/puntales que permiten repartir el peso de forma uniforme sobre el suelo del almacén.

Ventajas del almacén autoportante

A continuación, veremos algunas de las ventajas que nos ofrecen los almacenes autoportantes:

Optimización en cuanto a superficie y altura

Los almacenes autoportantes son proyectados de forma simultánea conjuntamente con las estanterías, ocupando únicamente el espacio necesario y sin pilares intermedios que actúen como condicionantes en su distribución.

almacén autoportante  1

En cuanto a la altura del almacén autoportante, vendrá determinada por los requerimientos del almacén.

Las vigas, apoyadas directamente sobre las estanterías, precisan una pendiente y una altura inferiores.

Máxima altura

En función de las normativas locales o del alcance de los diferentes equipos de manutención que se utilicen, estas instalaciones pueden superar incluso los 40 metros, lo que hace que sea, sin lugar a dudas, la mejor solución de almacenaje a grandes alturas.

Simplicidad en la construcción

No hay una concentración elevada de cargas ya que toda la estructura es montada sobre una losa de hormigón, cuyo grosor es el ideal para conseguir un reparto uniforme de la fuerza sobre la base del suelo.

Obra civil

Para la construcción de un almacén autoportante la obra civil es mínima, ya que solo se requiere la construcción de la losa del suelo y, en algunas ocasiones, un muro perimetral de estanqueidad de unos dos metros de altura aproximadamente.

Ahorro de costes

Tenemos que tener en cuenta que cuando mayor es la altura de la construcción, mayor rentabilidad nos aporta el almacén autoportante.

El coste de este almacén es inferior al coste de uno tradicional al que hay que añadir las estanterías metálicas industriales.

Fácil desmontaje

La estructura puede desmontarse fácilmente, lo que permite recuperar un gran porcentaje de los componentes.

Esto es posible a que dicha estructura esta constituida por elementos estándar d estanterías ensambladas o atornilladas.

Know-How de los almacenes autoportantes

La principal virtud de los almacenes autoportantes, es el ahorro de costes que nos permite su instalación si lo comparamos con el resto de soluciones alternativas ejecutadas de forma tradicional, es decir, construir una nave industrial al que hay que añadir el coste de las soluciones de estanterías metálicas que se instalen dentro de la propia nave.

La automatización de estos equipamientos genera una rentabilidad cuando hablamos de proyectos a elevada altura y a partir de una cantidad significativa de unidades de carga a almacenaje.

La solución de estanterías autoportantes tiene que contar con el marcado CE según la norma EN 1090:1 / 2009 “Ejecución de estructuras de acero y aluminio”, ya que son consideradas como soluciones de construcción civil.

En este aspecto queremos destacar que NOEGA Systems cuanta con el certificado para el marcado CE por lo que las garantías de seguridad de cara a nuestros clientes son máximas.

Para el diseño, tenemos que considerar, además de la carga de las unidades de carga y del esfuerzo generado por los equipos automáticos de manutención, la acciones externar que puedan incidir sobre el almacén:

  • Carga del viento y de la nieva
  • Cargas sísmicas en función de la ubicación geográfica en la que se encuentra el almacén.

 


¿Desea recibir una visita gratuita de asesoramiento?
Nos desplazamos a su empresa, sin ningún compromiso, para asesorarle sobre sus sistemas de almacenaje. Tenemos delegaciones en toda España.

SOLICITAR VISITA