automatización del picking

¿Es posible la automatización del picking?

La automatización del picking en cuanto a los movimientos que se producen dentro del almacén a nivel general o en la distribución de pedidos, de tal forma que se conforme la unida de carga que sea capaz de facilitar las labores de acceso a la mercancía, su colocación y su gestión. 

Automatizar estos movimientos del almacén sí es posible y supone una opción verdaderamente rentable. 

automatización del picking

Por ejemplo, en los puntos de venta la automatización del picking no es viable actualmente, con excepciones muy específicas como pueden darse en farmacias. Por lo tanto, esta posibilidad es descartable en la gran mayoría de las situaciones.

La automatización de un pedido desde el almacén a una tienda en concreto no resulta una opción rentable, por el contrario, la automatización de la preparación de pedidos de forma simultánea a diferentes tiendas, sí lo es, ya que se consiguen reducciones importantes a nivel de costes. 

Resulta muy rentable la automatización del almacenaje y el transporte de palets. 

La automatización del picking sobre palets es factible mediante robots que consiguen la extracción de las cajas de forma individual o en mantos completos. Aconsejamos esta estrategia únicamente cuando los productos tienen un gran consumo y son muy repetitivos. 

Automatización del picking de unidades sueltas

Una estrategia para casos concretos cuando nos referimos a la automatización del picking de unidades sueltas, se puede llevar a cabo con los siguientes sistemas: 

Dispensadores automáticos

Mediante dispensadores automáticos conseguimos ayuda para hacer licking. Los productos se encuentran en las estanterías dinámicas que se encuentran en el mismo pasillo. Estos sistemas los podemos encontrar sobre todo en el sector de la cosmética y la sanidad. 

En este caso, es necesaria la intervención de personas, encargadas de la reposición de las mercancías rellenando los dispensadores. 

Visión artificial con minirrobots

Actualmente, empieza a ser habitual la combinación de visión artificial con minirrobots, que tiene la capacidad de, primero, identificar las cajas, para posteriormente recoger las cajas que circulan por un transportador de bandas. 

En este caso, también es necesaria la intervención de personas para contar el total de productos de los pedidos que se encuentran en preparación para ser depositados en la cinta. 

Mediante sórter de clasificación

Mediante el empleo de un sórter de clasificación, las unidades de producto se depositan en un carro, cuanto este llega al punto donde está el cajón para el pedido, se produce el desplazamiento lateral de su contenido. 

En cuanto a la intervención de personas, misma casuística que el caso anterior. 

La intervención de personas resulta imprescindible en la gran mayoría de los almacenes automáticos, es fundamental sobre todo para las operaciones de picking. 

Esto condiciona la solución que se desea aplicar, debido a las limitaciones que se producen por la intervención humana: 

  1. Tareas en un tiempo determinado.
  2. Horarios de trabajo. 
  3. Periodos de descanso. 
  4. Los factores de fatiga.
  5. Necesidades fisiológicas.

Automatización del movimiento

Para la operativa de muchos almacenes, la automatización del movimiento es decisiva, sobre todo cuando: 

  1. Se mueven volúmenes de mercancía muy grandes
  2. Se quiere dar garantías al aportar de forma continua a otras áreas productivas o a los puestos donde se realiza el picking. 

Características de la automatización del movimiento

Algunas de las características básicas de los almacenes automáticos en cuanto a la automatización del movimiento, son:  

  1. Las máquinas pueden trabajar continuamente, es decir, 24 horas al días durante los 365 días del año. 
  2. Se puede superar hasta los 40 metros de alturas gracias a la utilización de estanterías. 
  3. Al construir en altura, se logra una capacidad de almacenamiento en un superficie reducida.
  4. A mayor altura del almacén, menor superficie necesaria para almacenes el volumen de carga. 

Cuando se planifica un almacén con una altura muy elevada, aconsejamos que las estanterías industriales formen la estructura del edificio, instalando sobre estas las correas y cerchas para la fijación de la cubierta y la fachada. A este tipo de almacenes se les conoce como almacenes autoportantes y suponen grandes obras de ingeniería. 

En función de la localización elegida para la construcción del almacén autoportante, las características del mismo se calcularán para soportar los movimientos sísmicos, la nieve y el viento. 

En las próximas entradas del blog, nos adentraremos en profundidad en todo lo que rodea a los almacenes automáticos y los almacenes autoportantes

 

 


¿Desea recibir una visita gratuita de asesoramiento?
Nos desplazamos a su empresa, sin ningún compromiso, para asesorarle sobre sus sistemas de almacenaje. Tenemos delegaciones en toda España.

SOLICITAR VISITA