automatización del picking

Almacenes automatizados

A la hora de hablar de almacenes automatizados, es necesario tener claro una serie de aspectos para decidir si es posible abordar su instalación. 

Por un lado, las unidades de carga a almacenar son palets o cajas, por otro lado, el grado de la automatización del almacén varía según las necesidades de almacenaje y hay que tener claro que normalmente tan solo se automatizan los movimientos. 

almacenes automatizados

Los almacenes robotizados para palets, normalmente, están equipados con transelevadores, pero también pueden equiparse con carros shuttle o con lanzaderas. 

Principales elementos de los almacenes automatizados

Para aquellos almacenes que tienen transelevadores de simple profundidad, tenemos los siguientes elementos automáticos: 

Transelevadores

Los transelevadores son los elementos encargados de la ubicación y extracción de la carga de las estanterías de almacenaje. 

Transportadores

Por su parte, los transportadores se encargan de la comunicación entre las zonas de entradas y salidas con las cabeceras de las estanterías. 

Software de control

Es el encargado de ejecutar los movimientos. 

Software de gestión

El software de gestión controla dónde se encuentran las mercancías en todo momento y es el encargado de decidir dónde se ubicaran las mismas.

¿Cuando debemos optar por automatizar un almacén?

Existen diferentes factores a la hora de decidir el tipo de instalación de almacenaje que debemos implantar. 

Cuando se trata de almacenes automatizados, están totalmente justificados cuando necesitamos mover mucho volumen de mercancías. Esto se debe principalmente a las ventajas que se obtienen, entre las que destaca la reducción de los costes de explotación de la instalación

Cuando pasamos a la práctica, hoy en día, se puede automatizar la gran mayoría de las instalaciones, incluso por muy pequeños que sean los almacenes. El problema radica en que no siempre supone una opción rentable. 

El objetivo principal de instalar un almacén robotizado es obtener una solución de almacenaje óptima. 

Como hemos comentado en otros artículos de nuestro blog, un almacén automático será rentable cuanto el retorno de la inversión no supere los cuatro años. 

Se puede dar el caso de la existencia de almacenes en los que tan solo sea interesante automatizar una parte, por razones como las dimensiones de la carga o por dimensiones. 

Los almacenes automatizados y sus beneficios

Los beneficios que podemos obtener al instalar un almacén automatizado, de forma resumida, serían los siguientes: 

Niveles altos de productividad y disponibilidad

Con los almacenes automáticos evitamos aquellas operaciones a nivel interno que depende del personal y de la utilización de carretillas, a diferencia de lo que ocurre en los almacenes tradicionales. 

Esto nos da la posibilidad de generar una continuidad operativa las 24 hora del día. 

Disminución de los costes de explotación

Al realizarse una gran cantidad de operaciones de forma automática, los medios y las personas necesarias en los almacenes automáticos son mínimas, por lo que se produce una disminución considerable de los costes de explotación. 

Inventario permanente

Gracias al SGA (Software de Gestión), podemos controlar e identificar donde se encuentran las mercancías en todo momento. 

La precisión de esta herramienta permiten tener históricos, conocer la rotación, respetar criterios de trazabilidad, etc. 

Optimización del espacio disponible

Mediante los sistemas de automatización podemos construir almacenes robotizados que pueden llegar a superar los 40 metros de altura, lo que se traduce en una gran capacidad de almacenaje. 

Reducción de los costes de mantenimiento de la estructura

En los almacenes tradicionales, se producen impactos sobres las mercancías y las estructuras. En los almacenes automatizados estos efectos se reducen de forma considerable, lo que implica una reducción en los costes de mantenimiento estructurales. 

Además, un almacén robotizado necesita un pavimento de menor exigencia que no necesita mantenimiento en cuanto a su funcionamiento se refiere. 

Incremento de la seguridad de la mercancía

El acceso directo a la mercancía es más difícil, por este motivo, se consigue eliminar las pérdidas y las cargas se conservan mejor.

Gracias a estos beneficios, conseguimos almacenes mejores a nivel organizativo y estructural, por lo que el coste de explotación de la instalación será menor. 

 


¿Desea recibir una visita gratuita de asesoramiento?
Nos desplazamos a su empresa, sin ningún compromiso, para asesorarle sobre sus sistemas de almacenaje. Tenemos delegaciones en toda España.

SOLICITAR VISITA