Capacidad de carga de las estanterías industriales

Capacidad de carga de las estanterías industriales

En el presente artículo, analizaremos la capacidad de carga de las estanterías industriales y de los diferentes sistemas de almacenamiento, así como los diferentes factores de los que dependen. 

Las estanterías industriales convencionales para carga paletizada o rack selectivo, son el sistema de almacenaje industrial más habitual en nuestros almacenes.

Capacidad de carga de las estanterías industriales

 

Capacidad de carga de las estanterías industriales

Muchas referencias de productos a almacenar. Pocas unidades de producto por cada referencia. Carretillas contrapesadas y retráctiles. Estas son las condiciones habituales que nos encontramos en los almacenes de nuestras empresas.

Con este escenario el sistema de almacenaje más adecuado es la estantería metálica convencional, también conocida como rack selectivo (APR, Adjustable Pallet Racking, en su acepción en inglés).

La forma de almacenaje, de estilo caótico, permite que todas las referencias sean accesibles en todo momento y las unidades de carga se podrían depositar en cualquier ubicación que esté libre.

Este sistema de almacenaje está formado principalmente por pares de largueros en altura, elementos horizontales sobre los que se depositan las unidades de carga, y por bastidores en longitud, elementos verticales sobre los que están montados los largueros y que transmiten las cargas y los esfuerzos de las unidades de carga al suelo.

Los largueros y los bastidores conforman una estructura porticada tanto en altura como en sentido longitudinal. La capacidad de carga de esta estructura de almacenaje y por lo tanto el peso máximo permitido por unidad de carga, viene determinada entre otras por las siguientes variables.

Geometría y características de los perfiles empleados

Los fabricantes de estanterías metálicas industriales tienen en su gama de productos diferentes perfiles tanto para los bastidores verticales como para los largueros horizontales.

Estos perfiles pueden variar en forma, dimensiones, espesor de acero y en tipo de acero empleado. Según se combinen estas variables, las capacidades de carga de estos elementos varía.

Separación entre niveles de carga en altura y carga por nivel

La capacidad de carga de las estanterías industriales también se ve influenciada por la capacidad final de la estructura el modo en que se combinen los elementos principales de la estantería. En este sentido tiene una gran importancia la separación en altura de los niveles de carga (niveles de largueros).

Esta separación en altura entre los niveles de carga, también denominada longitud de pandeo es más importante en los niveles inferiores.

De una forma general se puede decir que a mayor separación entre niveles de carga menor capacidad de carga global de la estructura.

La separación entre niveles de carga viene determinada principalmente por la altura de las unidades de carga a almacenar. Y la altura del último nivel va a depender de las dimensiones de la nave en la que se encuentre la estantería y de la máxima capacidad de elevación de la carretilla.

La capacidad de carga de los largueros que conforman los niveles de carga, viene determinada generalmente por las deformaciones máximas admisibles de los largueros.

En el caso que nos ocupa, estanterías de rack paletizado operadas con carretilla convencional, el criterio que se emplea es el de una deformación máxima en el punto medio del larguero no superior a la longitud del larguero divido por 200 (L/200).

A modo de ejemplo, para un larguero de longitud 2.700 mm. para el almacenaje de 3 europaletas de dimensiones 800 x 1.200 mm., la carga máxima admisible será aquella que para una carga uniformemente distribuida produzca una deformación (flecha) en su punto medio no superior a 13,5 mm. (2700 / 200 = 13.5 mm.).

Carga por módulo

Un módulo está definido por dos bastidores contiguos y los niveles de carga comprendido entre ellos. Para una estantería con 3 niveles de carga (además del suelo) para almacenar 3.000 Kg. en cada nivel, la capacidad de carga por módulo será de 9.000 Kg. (3 x 3.000 Kg.).

En función del número de niveles, de la separación en altura de estos niveles y del número de módulos en longitud se seleccionará el tipo de perfil necesario para los bastidores.

Además, por motivos de estabilidad de la estructura es necesario tener en cuenta la relación entre la altura del último nivel de carga y la longitud total de la alineación de estantería.

El uso de arriostrados verticales

La capacidad de carga de las estanterías industriales son también función de los desplazamientos de la misma.

Una forma de acotar estos desplazamientos es utilizar arriostrados verticales y horizontales. De esta manera se consigue incrementar las capacidades de carga teóricas de las estanterías, o bien abaratarlas por permitir el empleo de perfiles menores.

Sin embargo, desde Noega Systems desaconsejamos el uso de arriostrados en instalaciones convencionales. La experiencia nos indica que estos arriostrados se aflojan con mucha facilidad con el uso de la estantería. Y en muchas ocasiones se utilizan como topes para el posicionamiento de las unidades de carga.

Esta situación tiene como consecuencia que los arriostrados no son eficaces y no están trabajando como en teoría estaba previsto, lo que tiene como consecuencia que la capacidad de carga disminuye poniendo a los operarios y la mercancía almacenada en riesgo.

La instalación de arriostrados obliga a una constante vigilancia y mantenimiento de estos elementos para que funcionen correctamente y se mantenga la capacidad de carga de diseño.

Placas de características

Todo lo anterior tiene que venir recogido en las placas de características que tienen que estar dispuestas en un lugar visible del almacén para ser consultadas en cualquier momento.

Entre las informaciones que han de contener estas placas de características están la separación en altura de los niveles, el peso máximo de la unidad de carga, la capacidad de carga máxima por nivel y la capacidad de carga máxima por módulo.

Estas placas de características tienen que ser facilitadas por el proveedor o fabricante y son el resumen de las características técnicas del proyecto y de la estantería metálica.

Por lo tanto, como podemos ver, la capacidad de carga de una estantería metálica industrial tiene múltiples lecturas y depende de varios factores que combinados de una forma determinada pueden dar como resultado capacidades de carga diferentes.

Para cualquier variación de la especificación de la estantería, como puede ser la modificación de las alturas de los niveles de carga, o para determinar la capacidad de carga de las mismas en caso de no tener seguridad o no disponer de placas o proyecto, aconsejamos siempre recurrir al proveedor o en su defecto a un experto que nos dé validación técnica y documentada de la capacidad de carga de acuerdo a la normativa vigente.

Con todo ello, esperamos resolver una de las dudas más habituales de los profesionales que necesitan sistemas de almacenaje para sus empresas: la capacidad de carga de las estanterías industriales.


¿Desea recibir una visita gratuita de asesoramiento?
Nos desplazamos a su empresa, sin ningún compromiso, para asesorarle sobre sus sistemas de almacenaje. Tenemos delegaciones en toda España.

SOLICITAR VISITA