Archivo para septiembre, 2015

Funciones del almacenamiento industrial

Principales funciones del almacenamiento industrial

En este artículo veremos las funciones del almacenamiento industrial que conviene conocer. Los sistemas de almacenamiento industrial tienen una serie de funciones principales, que conviene tener claras para entender los procesos de almacenamiento en nuestras naves. 

Podemos decir que los sistemas de almacenamiento industrial tienen dos funciones realmente importantes:

1) El mantenimiento del inventario (almacenamiento).

2) El manejo del stock (mercancías).

Por un lado, el almacenamiento no es más que la acumulación de mercancías durante un periodo de tiempo. Por su parte, el manejo de las mercancías comprende todas las actividades de carga y descarga, el traslado de los productos a las diferentes zonas del almacén y la preparación de los pedidos.

Los objetivos marcados dependerán en gran medida de la elección de la ubicación del almacén y del tiempo de almacenamiento. Dentro del almacén, las actividades de traslado y almacenamiento son repetitivas y similares a las que se realizan entre los distintos niveles del canal de distribución. Para tener una comprensión global, debemos identificar las principales actividades de los sistemas de almacenamiento.

Principales funciones del almacenamiento industrial

Las principales funciones del almacenamiento industrial son las 4 que detallamos a continuación:

  1. Almacenamiento
  2. Consolidación
  3. División de envíos
  4. Combinación de mercancías

Almacenamiento

Es obvio que el uso principal de un almacén no es otro que el mantenimiento de productos y mercancías de manera controlada y sistemática. La ubicación y configuración viene dada por el tiempo de almacenamiento de los productos y por el requerimiento que impone dicho almacenamiento.

Dicho almacenamiento puede ser a largo plazo, de propósito general (productos estacionales) o temporales. Podemos almacenar productos finales listos para ser introducidos en el mercado hasta materias primas o productos semifacturados.

Funciones del almacenamiento industrial

Consolidación

Las tarifas del transporte y las tarifas especiales tienen una influencia importante en el uso de los almacenes, ya que si los productos se originan en varios puntos puede ser económico establecer un centro de recogida para la consolidación de los envíos pequeños en otros más grandes, reduciendo así los costes del transporte.

Los costes incurridos por el uso del almacén se pueden compensar reduciendo costes de transporte. Cuando nos referimos al término almacén de distribución, la mayor parte del espacio se destina al almacenamiento a corto plazo, dando prioridad a la rapidez del flujo del producto dentro del mismo. Por el contrario, hablamos de almacén de mantenimiento cuando el espacio está dedicado al almacenamiento semipermanente o a largo plazo. Muchos almacenes combinan ambas funciones.

División de envíos

Nos referimos a división de envíos como una actividad común en almacenes de distribución, especialmente cuando las tarifas de transporte de llegada por unidad superan las de salida, cuando los pedidos de los clientes son de volumen pequeño y cuando la distancia entre fabricante y  clientes es grande.

Las diferencias en las tarifas de transporte favorecen la ubicación de almacenes de distribución para operaciones de división cerca de los clientes, mientras que para la consolidación de envíos ocurre lo contrario.

Combinación de mercancías 

Puede resultar más económico el transporte cuando se establezca como punto de combinación de mercancías para aquellas compañías que compran a varios fabricantes y desarrollan su producción en diferentes centros.

Un centro de combinación nos permite reunir en un solo punto todos los suministros de las diferentes mercancías, y combinarlas en diferentes envíos de mayor volumen. Sin él, los pedidos se pueden enviar desde los puntos de fabricación al cliente, pagando tarifas más altas debido al pequeño volumen de cada envío.

Funciones del manejo de mercancías

Tres actividades son las que se realizan en los sistemas de almacenamiento relacionadas con el manejo de mercancías:

  1. Carga y descarga
  2. Traslación
  3. Preparación de pedidos

Carga y descarga

La carga y descarga de mercancías son siempre la primera y la última fase dentro de la cadena de almacenamiento.

En ocasiones, se considera que la descarga y la ubicación de la mercancía son tan sólo una operación. Sin embargo, en otras ocasiones se tratan como procesos diferentes.

La carga de mercancías es similar a la descarga, sin embargo, en la zona de carga puede haber varias actividades más. Puede ser normal, antes de cargar los productos en el medio de transporte realizar una comprobación final del contenido y de los pedidos. Tenemos que incluir en la actividad de carga el esfuerzo adicional que se hace para prevenir desperfectos en la mercancía a través del empaquetado y la fijación de la carga.

Traslación dentro del almacén

Entre el proceso de carga y descarga se producen varios traslados.

El primero, desde el punto de la descarga hasta la zona de almacenamiento. Luego puede producirse un movimiento al muelle de salidas o a la zona de preparación de envíos.

En la operación del manejo de las mercancías empleando un área de preparación de envíos se genera un nodo y una unión adicionales dentro de la red del sistema de almacén.

Esta actividad de traslado dentro del almacén puede llevarse a cabo desde carretillas y camionetas de dirección manual, hasta  los sistemas de almacenamiento automatizados.

Preparación de pedidos

La preparación de los pedidos consiste en recoger las mercancías que especifican los pedidos de las áreas del almacén donde están ubicadas.

Esta actividad puede producirse en las áreas de almacenamiento o en áreas de preparación de pedidos creadas para mejorar el flujo de las mercancías.

La preparación de pedidos supone una de las actividades más críticas dentro del manejo de las mercancías, debido a que el tratamiento de los pedidos de menor volumen conlleva un trabajo más intensivo y más caro que el resto de las actividades.

cierres modulares de seguridad

Cierres Modulares de Seguridad. Espacios aislados en áreas de trabajo concretas

Los cierres modulares de seguridad crean un espacio aislado en áreas de trabajo concretas. Este sistema reserva la zona de la posibilidad de materiales desprendidos derivados de la acción de las máquinas.

Los cierres modulares de seguridad son ideales para los cierres perimetrales de máquinas de fabricación, crear espacios cerrados en diversas zonas del almacén, en zonas de mantenimiento, etc.

Es un sistema de montaje muy fácil, que dispone de dos tipos de paneles, opacos y de malla, que son intercambiables de una manera rápida y sencilla. Se adapta con mucha facilidad a los espacios que se desean cerrar, y su ampliación o modificación se realizan cómodamente.

Los cierres modulares de seguridad forman sin lugar a dudas un complemento excepcional para aquellos espacios dedicados al almacenaje de mercancías o a la producción.

En el primero de los casos, para los espacios utilizados para almacenamiento, estos sistemas cierran el área de estanterías reservada para la circulación de los transelevadores en un almacén automático. Por otro lado, en el segundo caso, para la maquinaria en movimiento o procesos completos de fabricación.

La finalidad de los cierres modulares es proteger a los operarios e impedir su acceso a zonas de tránsito peligrosas. Además, estos sistemas se adaptan a todo tipo de maquinaria, procesos y exigencias.

De forma global, la finalidad que persigue este sistema es que a estas áreas accedan de forma exclusiva ciertos operarios que posean una formación y preparación para desarrollar su labor en el interior de las mismas.

Utilidades de los cierres modulares de seguridad

Los cierres modulares de seguridad se crearon para cubrir una serie de necesidades básicas en nuestros almacenes, entre las que destacan:

  • Separación de las distintas áreas de una empresa.
  • Protección de las zonas de caminos con rodillos
  • Procesos de fabricación con máquinas en movimiento.
  • Cerramiento de zonas de control y mantenimiento.
  • Área de productos químicos.
  • Separación de áreas de clasificación de residuos.
  • Subestaciones, transformadores y cuadros eléctricos.
  • Cerramiento de almacenes y archivos convencionales (sin automatizar).
  • Cerramientos de áreas de estanterías reservadas a la circulación de los transelevadores de los almacenes automáticos.
  • Delimitación de zonas de movimiento de cargas.

cierres_modulares_seguridad

 

Ventajas de los cierres modulares de seguridad

Cabe destacar las siguientes ventajas que los cierres modulares de seguridad ofrecen a nuestros almacenes:

  • Montaje fácil, rápido y sencillo.
  • Mínimo plazo de entrega.
  • Coste muy económico.
  • Sencilla ampliación y modificación.
  • Sistema modular, adaptable al espacio disponible.
  • Restricción de acceso.
  • Delimitación de zonas peligrosas.
  • Paneles opacos o de malla intercambiables.
  • Diseño de acuerdo con las normas europeas de seguridad en el trabajo.

Cabe destacar que las leyes sobre prevención de riesgos laborales obligan a la protección de las máquinas y al uso de elementos adecuados para ello. La legislación vigente defienda la necesidad de proteger a las personas de los riesgos que implica el uso y funcionamiento en la industria.

Por otra parte, el diseño de los cierres modulares de seguridad también responde a una serie de exigencias de seguridad e instalación, que impone las Normativas de Diseño de Resguardos Perimetrales para la Seguridad en las Máquinas (ISO 12100, UNE-EN 294, UNE-EN 953 y UNE-EN 811).

Por lo tanto, estos cierres de seguridad aportan a nuestros almacenes una solución económica que nos permite delimitar las zonas peligrosas, protegiendo así a los trabajadores y cumpliendo con las normativas vigentes.

estanterías de carga manual para picking

Estanterías de carga manual para picking

Las estanterías de carga manual para picking son estanterías diseñadas para el almacenaje de cajas individuales o para productos sueltos. Con este tipo de estanterías las mercancías se retiran y se depositan de forma manual.

Con el fin de aprovechar el espacio disponible, los pasillos en altura y las escaleras de acceso representan las opciones para la optimización de dicho espacio.

estanterías de carga manual para picking

Estanterías de carga manual para picking

Las estanterías de carga manual para picking están diseñadas para la manipulación manual de la carga, con estantes de madera o metálicos. Es un sistema de almacenaje que se adapta fácilmente al espacio disponible y al tipo de carga manejado. Las estanterías de carga manual para picking comprenden aquellos sistemas de almacenaje en los que las operaciones de carga y descarga se realizan de forma manual sin la necesidad de utilizar aparatos de elevación y permiten cambiar de nivel de altura fácilmente.

Ventajas de las estanterías de carga manual para picking

– Nos permiten duplicar el espacio con pasarelas o altillos.

– Posibilidad de instalar una o varias pasarelas para acceder a los niveles superiores y acceso  a todas las referencias desde el pasillo.

– Posibilidad de modificar los niveles con solo un martillo.

– Estanterías de fácil montaje y con una gran movilidad.

– Nos permiten almacenar desde archivados hasta recambios de diferentes tipos, ropa, cajas, etc.

Estanterías sin tornillos

Las estanterías sin tornillos son uno de los sistemas de almacenaje de carga manual, caracterizados por una gran versatilidad, una alta resistencia y un montaje rápido y fácil. Este tipo de estanterías tiene una gran capacidad de adaptación para almacenes, oficinas u hogares. Representan una solución perfecta tanto para pequeñas como para grandes instalaciones y si lo comparamos con otros sistemas de picking resultan muy superiores debido  a sistemas de fabricación avanzados y a su sencillo montaje.

estanterías de carga manual para picking

Ventajas de las estanterías sin tornillos

– Son estanterías muy versátiles, ya que se adaptan a diferentes tipos de carga y peso.

– Fácil montaje, sin necesidad de tornillos cada uno de los elementos encaja de forma precisa, rápida y sencilla. Para el montaje vale con un simple mazo de plástico.

– Estanterías económicas que se pueden adaptar tanto para el uso doméstico como para el ámbito más profesional.

– Permiten añadir módulos o crecer en altura mediante pasarelas, por lo que se pueden montar en cualquier lugar.

– Ofrecen una alta resistencia.

Estanterías de ángulo ranurado

Las estanterías de ángulo ranurado son otra modalidad de estantería de carga manual,  representan un sistema de almacenaje excelente para cargas ligeras e incluso relativamente pesadas. Las estanterías de ángulo ranurado son totalmente desmontables y admiten su modificación o ampliación tanto en altura como en longitud. Estantería clásica que ofrece fácil montaje gracias a su versatilidad, sistema muy sencillo y económico y que se adapta totalmente a las exigencias de almacenamiento.

Ventajas de las estanterías de ángulo ranurado

– Sistema económico, simple y muy versátil.

– Sistema adaptable a las necesidades de almacenaje.

– Montaje muy  sencillo.

– Se adapta a todas las necesidades de almacenaje.

En general, las estanterías para picking nos garantizan una gran estabilidad y se pueden completar con diferentes accesorios y opciones para cubrir cualquier tipo de necesidad en nuestros almacenes.

Sistemas de almacenaje automáticos: almacenamiento robotizado

Sistemas de almacenaje automáticos: almacenamiento robotizado

La incorporación de los sistemas de almacenaje automáticos facilitan a las empresas la diferenciación de su oferta de productos y servicios, derivados de la reducción de costes y el aumento de la productividad de la cadena logística.

Los sistemas de almacenaje automáticos están diseñados para ser operados a través de transelevadores para paletas de forma automática utilizando equipos robotizados para la manipulación de la carga. Son aptos para almacenar paletas o cajas (tipo Miniload).

Se trata de una solución de almacenaje verdaderamente fiable, pues minimiza los errores en la manipulación de las unidades de carga y permite el inventariado de forma inmediata de los productos almacenados, rápido, ya que nos da la posibilidad de reducir los tiempos de respuesta y presenta alta densidad gracias a que permite la reducción de los pasillos de trabajo.

Sistemas de almacenaje automáticos: almacenamiento robotizado

Los almacenes que utilizan equipos robotizados para la manipulación de la carga, nos posibilitan ganar altura, rapidez y seguridad, ya que los operarios no trabajan dentro de los pasillos minimizando que se produzcan accidentes.

Los sistemas de almacenaje automáticos tienen elevadas prestaciones, fácil mantenimiento y amplios horarios, con flujos continuos y alta productividad en los procesos de entrada de la mercancía y la expedición.

Disminuyen, por un lado, los costes de mantenimiento debido al descenso de los golpes provocados por el mal uso y las estructuras tienen menos requerimientos técnicos, por otro lado, disminuyen los costes laborales ya que no son necesarios personal dispensador, administrativo y carretillero.

Los sistemas de almacenaje automáticos nos permiten aprovechar al máximo el espacio disponible debido a la compactación de la mercancía, el aprovechamiento en altura, flexibilidad de las soluciones y reducción de la superficie edificada. Estos sistemas están equipados con un software de gestión que permite identificar y controlar toda la mercancía.

Ventajas de los sistemas de almacenaje automáticos

– Máximo aprovechamiento de espacio en altura.

– Alta productividad y disponibilidad.

– Sistemas con una alta seguridad para el personal y para la carga.

– Reducción de costes de mantenimiento.

– Precisión en la manipulación de la carga.

– Incremento de la densidad de unidades de carga por superficie.

– Adaptable a espacios, cargas y pesos.

– Posibilidad de diferentes niveles de automatización.

Tipos de sistemas de almacenaje automáticos

Dentro de los sistemas de almacenaje automáticos encontramos los siguientes.

Estanterías para cargas unitarias Uniload

Diseñado para el almacenamiento individual de unidades de carga de forma automática.

Estanterías para cargas unitarias Miniload

El sistema automático Miniload está diseñado para almacenar cargas pequeñas y ligeras con mucha rotación en altura de forma automática. Este sistema es rápido e incrementa la productividad gracias a la automatización, caracterizado por una alta densidad es muy fiable, pues minimiza los errores de manipulación de las unidades de carga.

Estantería convencional con transelevador

Las estanterías servidas por transelevador nos solucionan los problemas de almacenaje a grandes alturas y con pasillos de trabajo reducidos, optimizando espacios, volúmenes y tiempos. Está equipada para manipular las unidades de carga de diversos pesos de forma automática por medios de transelevadores.

Gracias a estos sistemas de almacenaje automáticos conseguimos un aumento de la productividad y eliminación de errores gracias a la automatización, además de aportarnos soluciones de almacenaje en grandes alturas y con pasillos reducidos a lo ancho, los que optimiza la capacidad de almacenaje.

Estanterías de carro satélite

Estanterías de carro satélite: Aumenta la productividad y capacidad de almacenaje

Las estanterías de carro satélite son un sistema de almacenaje compacto por acumulación, que puede ser semiautomático o totalmente automático.

Estos sistemas utilizan carros monitorizados que realizan los movimientos dentro de los niveles de las estanterías de una forma totalmente autónoma, sin tener la necesidad de que las carretillas elevadoras entren en las calles de almacenamiento.

Estos sistemas de almacenaje pueden ser diseñados para seguir dos principios: LIFO (la carga y  descarga ser realizan por el mismo lado) y FIFO (carga por un lado y descarga por el otro). Son apropiados para almacenar cargas paletizadas homogéneas, de alta densidad y productos de almacenaje masivo.

Están conformados por unos bastidores que están unidos por largueros sobre los que se apoyan los carriles, que sirven para depositar las paletas y para la circulación del carro satélite, el cual se desplaza de forma autónoma sobre los carriles, depositando la carga en su correspondiente ubicación, compactando al máximo los palets.

Estanterías de carro satélite

Gracias a estos sistemas de almacenaje conseguimos reducir los tiempos de manipulación, debido a que la carretilla no se introduce dentro de las calles.

Además, mediante su instalación, conseguimos que los almacenes aumenten su capacidad de almacenamiento en profundidad, que el riesgo de accidentes o daños en las estanterías sea prácticamente nulo. También optimizamos los movimientos de los operarios y modernizamos la operativa de los almacenes.

¿Cómo funciona este sistema compacto de estanterías de carro satélite?

Cuando se trata de instalaciones semiautomáticas, se hace necesaria la intervención de operarios para activar el funcionamiento del carro monitorizado y para manipular las carretillas que transportan los palets.

Sin embargo, el movimiento de estos carros en el interior de las estanterías se realiza de forma automática. Su funcionamiento es simple y no requiere de una formación especial para operarios, quienes a través de un mando a distancia comunican al carro satélite las órdenes de almacenamiento y la extracción de la carga.

En un primer paso, el carro satélite es depositado por la carretilla elevadora en el nivel exacto donde queremos operar, esa carretilla colocaría los palets de uno en uno en las entradas del nivel apoyándolos sobre los perfiles de carga para que el operario correspondiente de la orden al carro satélite para que inicie la carga. Posteriormente, el carro eleva el palet sobre sí mismo desplazándose de forma horizontal hasta llegar a la primera ubicación que se encuentre libre para depositar la carga.

Así, sucesivamente el carro satélite repite la misma operación desde el inicio del canal, antes de ocupar la última ubicación, el carro es retirado y repite el proceso en el siguiente canal en el que deseamos operar.

Los sistemas de almacenaje compacto semiautomáticos, como ya hemos mencionado anteriormente, nos permiten almacenar con dos tipos de operaciones:

  • LIFO (Last in, First Out): mediante este proceso el último palet que entra es el primero que sale y la carga y descarga se realizan por el mismo lado.
  • FIFO (First In, First Out): el primer palet que entra es el primero que sale. Requiere dos pasillos de acceso, uno para las entradas y otro para las salidas.

Ventajas del sistema de almacenaje en estanterías de carro satélite

El operario puede realizar otras funciones durante la ejecución, aumentando el rendimiento de los mismos.

  • Aprovechamiento del 100% de los huecos útiles y hasta el 90% de la superficie, reduce el tiempo de trabajo de un sistema compacto estándar.
  • Media / alta rotación de producto.
  • Una referencia por canal.
  • Menor número de incidencias ya que la carretilla no entra en las calles de almacenaje.
  • La recogida y el depósito de la carga es completamente automática.
  • Sistema con una gran rentabilidad gracias a la reducción de costes, debido a la optimización del espacio disponible y al aumento de la productividad.
  • Ofrece una gran seguridad para los operarios, la instalación y las cargas, ya que los carros satélites tienen dispositivos de seguridad.
  • EL tiempo de carga y descarga es menor, ya que el operario no tiene que desplazarse por el interior de las calles.
  • Se puede trabajar en la modalidad FIFO o LIFO, en función de la configuración de la estantería.

En resumen, el empleo de estanterías de carro satélite es un sistema compacto que nos permite almacenar cargas paletizadas con una alta densidad, optimiza la capacidad de almacenaje y consigue reducir los tiempos de maniobra, lo que hace que este sistema sea rentable debido al aumento de la productividad.


¿Desea recibir una visita gratuita de asesoramiento?
Nos desplazamos a su empresa, sin ningún compromiso, para asesorarle sobre sus sistemas de almacenaje. Tenemos delegaciones en toda España.

SOLICITAR VISITA